Teresa y Carlos

Teresa (54 años) es oriunda de San Juan, quedó huérfana a los 4 años aproximadamente (su madre  fallece por Lupus muy joven) y la tenencia suya y de su hermano la obtuvo su tuvo su tía Dora. Vivieron junto a sus abuelos hasta que los mismos fallecen y  su tía lo hace al poco tiempo.

Teresa comienza a trabajar vendiendo en la peatonal, hasta la actualidad lo hace para poder subsistir y pagar una pensión en dónde vivir.

En el 2008 fue operada de tiroides, lo cual le trajo como consecuencia algunos problemas “hormonales” como hinchazón, sentir por momentos mucho frio o mucho calor, enrojecimiento  de los ojos, astigmatismo, etc. Hoy sigue medicándose con la T4.

Su ingreso es la venta ambulante de artículos dependiendo de la época del año (en invierno bufandas, gorros, etc.)en la zona de Argüello y algunas veces Unquillo.

Teresa intento gestionar una pensión por discapacidad con un certificado por el 76% de incapacidad, que le otorgo el Dr. Dip del área de medicina laboral del Hospital.  En Buenos Aires  lo rechazaron por no cumplir con los requisitos.

Carlos (48 años) también es vendedor ambulante y de vez en cuando, por medio de conocidos, realiza trabajos de albañilería. Desde hace un tiempo comenzó con problemas en la vista. Le creció una “carnosidad” en el ojo por la cual debieron operarlo. La primera operación fue el 01/12/2014, la cual no fue exitosa, por lo que volvieron a hacerlo el  28/04/2015 que sí lo fue.

Desde que comenzó con estos problemas, no ha podido volver a trabajar. Siempre se hizo atender en el Hospital de Clínicas, el diagnostico que se le dio es que su problema es crónico, que dichas carnosidades pueden volver a aparecer, de hecho está apareciendo una nueva en el otro ojo.

Viven ambos en una pensión que se encuentra en Barrio Alberdi, allí alquilan una habitación para los 2 y la subdividieron. El alquiler mensual les sale $ 1.800,00 que pagan con lo que logran juntar con la venta y la ayuda que le hace una tía de Tere, de vez en cuando. La habitación no tiene baño, usan el baño compartido de la pensión y tampoco tienen heladera.

La situación de salud de Teresa y Carlos sigue aún complicada, por lo que se ven imposibilitados para salir a vender, que es su único ingreso para subsistir, por lo que se comenzó nuevamente con las gestiones para la pensión por incapacidad de ambos, sin novedades al momento.

Que hace falta